El Método Montessori es una de las metodologías educativas que podría catalogarse como alternativa.
Pero los métodos de educación alternativos, como metodología Waldorf, Montessori, Doman o Kumon, no son una novedad y existen en España desde hace décadas.

¿Qué es?

El método Montessori es un método pedagógico desarrollado por la doctora María Montessori a partir de la observación durante 50 años del comportamiento de los niños en el aula. Según la presidenta de la Asociación Montessori Española, María Jesús Abaroa, su aplicación implica, tanto a padres como a profesores –”recordemos que se aprende dentro y fuera de la escuela”, aclara–, “mediante dos tareas fundamentales: observar el comportamiento del niño y preparar y ofrecerle estímulos adecuados que le permitan la elección de aquellos que demanden sus impulsos interiores”.

El ambiente Montessori

El ambiente Montessori es un lugar amplio y abierto, ordenado, y simple donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo del niño. El ambiente es proporcionado a la medida de los niños, con estanterías bajas y distintas medidas de mesas y sillas donde se sientan los niños individualmente o en grupos. El aula está subdividida en áreas temáticas donde se exponen los materiales y la bibliografía correspondientes y permite una gran libertad de movimiento. Los niños pueden trabajar en grupos o individualmente, respetando, de este modo, su propio estilo y ritmo. Cada niño utiliza el material que elige tomándolo de la estantería y devolviéndolo a su lugar para que pueda ser usado por otros.

Este ambiente promueve la independencia del niño en la exploración y el proceso de aprendizaje. La libertad y la autodisciplina hacen posible que cada niño encuentre actividades que dan respuesta a sus necesidades evolutivas.

El aula Montessori reúne niños de tres edades distintas: de 1 a 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años. Las “aulas integradas” favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la incorporación de conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros.

El Niño Montessori

Para María Montessori todo educador debe “seguir al niño”, reconociendo las necesidades evolutivas y características de cada edad, y construyendo un ambiente favorable para dar respuesta a esas necesidades. El desarrollo del niño surge de la necesidad de adaptarse a su entorno: el niño necesita darle sentido al mundo que lo rodea y se construye a sí mismo en relación a ese mundo.

Materiales Montessori

Diseñado por la Dra. Montessori, el material utilizado cubre todas las áreas en las que ella estudió las necesidades del niño. Todo el material es natural, atractivo, progresivo y con su propio control de error. Los niños están introducidos a una inmensa variedad de materiales para dar bases sólidas a todas las habilidades e inteligencias humanas.

En los ambientes los materiales se encuentran distribuidos en diferentes áreas a los que los niños tienen libre acceso y en donde pueden elegir la actividad que quieren realizar. Los materiales fueron elaborados científicamente y todos tienen un objeto de aprendizaje específico.

Los materiales son adecuados al tamaño de los niños y se mantienen siempre en perfecto orden. Los materiales permiten a los niños realizar gradualmente ejercicios con mayor dificultad. El material está diseñado con elementos naturales como madera, vidrio y metal.

La Guía

La profesora Montessori, llamada “guía”, observa a cada niño, sus necesidades, capacidades e intereses y le ofrece oportunidades de trabajo, con el propósito concreto al servicio del cuidado de sí mismo y de la pequeña comunidad que es el aula. El objetivo final de la guía es intervenir cada vez menos a medida que el niño se desarrolla. La guía le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior. La guía Montessori no imparte ni premios ni castigos, la satisfacción es interna y surge del trabajo personal del niño.
Cuando el niño, según su desarrollo evolutivo, está listo para una lección, la guía introduce el uso de nuevos materiales y presenta actividades de forma individual o a grupos reducidos. No es la guía sino el niño mismo, el responsable de su propio aprendizaje y desarrollo.

Montessori: de 1 a 3 años

Durante los primeros tres años de la vida del niño se sientan las bases para su futuro desarrollo. Montessori denomina a este período como el del “embrión espiritual”, durante el cual realiza en la esfera psicológica lo que el embrión realizó ya en la esfera física. Este proceso se logra gracias a la “mente absorbente” del niño que incorpora experiencias, relaciones, emociones, imágenes, lenguaje y cultura, a través de sus sentidos. En esta etapa hasta los 3 años, la educación Montessori se concentra en el desarrollo del habla, el movimiento coordinado y la independencia, que le dan confianza al niño, le permiten descubrir su propio potencial y su lugar dentro de una comunidad.

Fuentes y Mas Info en:

Montessori María: «La Mente Absorbente»; Ed. Diana

Página Web Método Montessori en España

Association Montessori Internationale

Artículos de Educación de SerPadres

Contacto
close slider
El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Monvil Expansión SL, quien tiene un interés legítimo en tratarlos con la finalidad de atender las consultas que nos plantee a través del mismo. En función de la consulta planteada es posible que tengamos que ceder sus datos personales a las entidades que integran la Firma Montessori Village y podrán acceder a sus datos personales los prestadores de servicios de Montessori Village. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.