La gente a menudo se sorprende al ver que la escritura cursiva se enseña antes de la letra imprenta en muchas aulas Montessori. De hecho, los materiales Montessori en numerosas aulas 3 a 6 están en cursiva: las letras de lija, el alfabeto móvil, textos en pizarras..

Sin embargo, también hay escuelas Montessori que enseñan la letra imprenta primero y luego cursiva. ¿Es uno mejor que el otro? ¿Se debe enseñar la cursiva siempre primero? He aquí algunos de los pros y los contras de cada uno.

Beneficios de enseñar cursiva primero:

1. La escritura cursiva es una forma más natural de escribir. El lápiz fluye a lo largo del papel sin paradas frecuentes dentro de las palabras.

2. Las palabras escritas en cursiva están claramente separadas unas de otras.

3. El niño que sabe leer cursiva también lee en imprenta, lo contrario es mas dificil.

4. Escribir en cursiva es un mejor ejercicio para fortalecer las habilidades de motricidad fina. Las letras de conexión ayudan al niño a unirlas sin problemas.

Beneficios de enseñar letra de imprenta primero:

1. La letra de imprenta es mucho mas común. La mayoría de los libros y materiales educativos utilizan la letra de imprenta.

2. El alfabeto movil en letra imprenta es más fácil de usar que uno en cursiva.

3. La letra cursiva es menos legible y difícil de leer. ¿Necesitas una prueba? Cualquier formulario para rellanar dice claramente: «Rellene en letra de imprenta»

4. En cuanto a la escritura, es verdad que una «b» cursiva y «d» se ven menos parecidas entre sí que en sus versiones de imprenta. Sin embargo, la investigación actual sobre la dislexia y otras dificultades de aprendizaje muestran que hay mucho más sucediendo en el cerebro del niño que un simple flip-flip. Los niños que tienen dificultades con la lectura y la escritura están experimentando una falta de conexión entre la parte del cerebro que «ve» las letras y la parte del cerebro que «identifica» las letras. (independientemente de su forma)

Un niño con dislexia a menudo tiene disgrafía, que es la dificultad con la escritura. Los maestros pensaban que la letra cursiva les ayudaría, porque las letras cursivas son más diferentes entre sí que la «bola y el palito» de la letra imprenta. Sin embargo, se ha demostrado que para la disgrafía es mucho peor la letra cursiva, por el hecho de tener que unir las letras unas a otras.

Traducido de OurMontessoriHome