Elena Caballero, Montessori Village Piovera

Elena Caballero directora de Montessori Village Piovera cambió su perspectiva de la vida tras quedarse embarazada de su primera hija. No satisfecha con su trabajo y con una gran inquietud por dar ejemplo a su hija, comenzó a interesarse por la pedagogía Montessori.

Tras ver el impresionante cambio evolutivo de su primera hija decidió abrir una franquicia en Montessori Village embarazada de su segunda hija. Un proyecto propio que le permitía pasar más tiempo con sus hijas, pero sobre todo más enriquecedor personal y profesionalmente.

¿Porqué elegiste la pedagogía Montessori?

Cuando tuvimos nuestra primera hija, y empezamos a plantearnos su educación, estuvimos de acuerdo en que no queríamos una educación tradicional. Nos hablaron un poco de la pedagogía Montessori, y por suerte, el centro de la Moraleja justo abría sus puertas.

¿Qué es lo que te gusta más del método?

La parte más emocional, la autoestima que les proporciona a lo largo de su crecimiento, cómo son capaces de decidir, de tener iniciativa, y de desarrollar la curiosidad natural con la que nacen.

Montessori Village Piovera
Montessori Village Piovera

¿Aplicas Montessori en tu hogar? ¿Con tus hijos y pareja?

Procuramos seguir en la misma línea, claro. Es fundamental que la familia y la escuela vayan en la misma dirección en beneficio del niño. Si no, el trabajo que se hace en la escuela no sirve de nada, y el niño solo consigue confundirse.

Cuéntanos sobre tu experiencia abriendo tu propia escuela Montessori Piovera. Ventajas, inconvenientes, lo mejor, lo peor …

Para mi poder haber montado la escuela ha sido un cambio de vida, ya que mi carrera no viene ni del mundo de la educación ni de emprendedora. Pero llevaba tiempo queriendo hacer algo que me gustara realmente y lo encontré en la escuela.

Solo el hecho de trabajar en lo que te gusta, y que es algo propio cambia la visión totalmente. Pero, además, trabajar con niños, verlos evolucionar, como llegan a principio de curso y cómo lo terminan, es muy enriquecedor. Nos hace darnos cuenta del potencial que tienen y que muchas veces las familias, por desconocimiento, no son capaces de valorarlo.

Lo peor, como en cualquier proyecto empresarial, la presión económica con la que se vive, la incertidumbre de los primeros años hasta que lo empiezas a ver mínimamente asentado. Requiere de mucho, mucho trabajo, y otro tanto de trabajo emocional o psicológico ya que al principio es una montaña rusa de emociones.

¿Cuál es la frase que más te gusta de María Montessori y que aplicas a tu día a día y a la escuela Montessori Village Piovera?

Diría dos:

“Siembra en los niños ideas buenas, aunque no las entiendan… Los años se encargarán de descifrarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón”.

“Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo”.

Montessori Village La Piovera, es una escuela bilingüe, ¿los docentes son nativos o bilingües? Cuéntanos sobre su formación.

Es complicado conseguir perfiles nativos, ya que somos escuela homologada por la Consejería de Educación, y nos requieren una formación oficial reglada.

Es por eso por lo que el equipo es de habla española, pero tienen un nivel muy alto de inglés. Tanto en Comunidad infantil como en Casa de niños, son maestras en educación infantil. Además, tienen una formación Montessori concreta (hay muchas formaciones en el mercado, pero no nos vale cualquiera). Y por último necesitan tener al menos un nivel de inglés C1.

La forma de trabajar el bilingüismo es hablarles en inglés a los niños el máximo tiempo posible, para que lo puedan absorber de la forma más natural posible.

Cubrís las tres etapas, Nido, Comunidad Infantil y Casas de Niños. ¿Cuántas Guías Montessori y asistentes por ambiente? ¿cuántos niños y niñas por ambiente?

Somos una escuela en constante movimiento, ya que cuando un niño está preparado para ir a la siguiente etapa, se hace una transición. Esto provoca que depende del momento un aula esté más llena o menos.

Actualmente, tenemos dos Nidos. Cada uno cuenta con una guía y una asistente. En el más pequeño contamos con 8 alumnos, y el siguiente con 12.

En Comunidad infantil ahora mismo son 22 alumnos, y contamos con dos guías y una asistente. En Casa de Niños son 20 alumnos, y contamos con una guía y una asistente. Por nuestra forma de trabajo, requerimos de una ratio inferior al que se marca como legal en la Comunidad de Madrid.

Montessori Village Piovera jardín
Montessori Village Piovera jardín

¿Qué es lo que más te gusta de tu escuela?

El ambiente que se respira existe una tranquilidad cuando estás en el jardín que no te imaginas que estemos en Madrid capital. Contamos con un gran jardín arbolado, donde los niños pueden correr, jugar e imaginar, manteniendo el contacto con la naturaleza. Nuestro jardín es verde, lo que implica que en invierno se hiela y se forman unos charcos magníficos para saltar, y en verano es más fresco que si fuera de hormigón.

Dime ¿en qué se diferencia del resto de escuelas de Montessori Village?

Conozco casi todos los centros, y creo que en Piovera contamos con una amplitud de instalaciones, con mucha luz natural y un ambiente muy familiar. Algunos niños en lugar de venir a la escuela vienen a la “casa con jardín”.

¿Cuáles son las dudas o preguntas más frecuentes de los padres y madres de alumnos y futuros?

Suelen tener dudas sobre la continuidad cuando llegue la etapa de primaria, les da miedo no tener luego un colegio que les guste para llevar a sus hijos. También suelen tener muchas preguntas sobre crianza, qué cosas son “normales” de la etapa evolutiva y qué no, y cómo gestionarlas.

¿Tenéis Escuela de Padres en Montessori Village Piovera?  

Tenemos varias escuelas de familias a lo largo del curso. A veces las hacemos conjuntas, como la que se hace al inicio de curso sobre las bases de la pedagogía o de disciplina positiva, y a veces las hacemos por etapas, para tratar temas más específicos, evolución del sueño, autonomía, gestión de rabietas, materiales de Casa de Niños.

Al menos hacemos una al trimestre, aunque en ocasiones sí vemos que se demanda algo concreto planificamos mas.

Por otro lado, ofrecemos este año una serie de talleres sobre desarrollo emocional que están abiertos al público general, donde una psicóloga infantil viene a hablar de diferentes aspectos de gestión emocional. Nos parece importante fomentar este aspecto, creemos que hace mucha falta educación en este sentido, en todos los niveles (padres, madres, educadores, etc.)

¿Qué relación tiene la pedagogía Montessori con la Disciplina Positiva? ¿Cómo la aplicáis en la escuela?

Van totalmente de la mano, la disciplina positiva guía al niño para encontrar las soluciones que necesitan para enfrentarse a los problemas que les hacen tener comportamientos inadecuados. Siempre se les da la capacidad de elegir, para que sean ellos los que tomen decisiones.

Es totalmente respetuoso con el niño, no se les obliga a hacer algo, si tienen razones en contra de ello. Fomenta la creatividad, la resolución de problemas, ya que son ellos los que proponen las soluciones. Además, se consigue que hagan las cosas porque tienen la necesidad interior, no se fomenta con premios ni castigos.

¿Vuestro menú es saludable?

Totalmente, desde la central de los centros Montessori Village nos pasan el menú mensual, que está elaborado por un equipo de nutricionistas, para asegurar el aporte calórico y el equilibrio de hidratos de carbono, grasa y proteína.

Además, cuenta con verdura a diario, para crear el hábito desde pequeños, es la mejor forma de que aprendan a comer a medida que crecen.

Contacto
close slider
El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Monvil Expansión SL, quien tiene un interés legítimo en tratarlos con la finalidad de atender las consultas que nos plantee a través del mismo. En función de la consulta planteada es posible que tengamos que ceder sus datos personales a las entidades que integran la Firma Montessori Village y podrán acceder a sus datos personales los prestadores de servicios de Montessori Village. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.