Llegamos de las vacaciones y llega el momento de ir al colegio. Algunos niños estarán entusiasmados, pero otros no van a saber gestionar el cambio. En función de la edad que tengan el periodo de adaptación será más llevadero o más duro, tanto para los padres como para los hijos.

¿Es necesario el periodo de adaptación infantil? Según nuestra experiencia en la Escuela Montessori Village, no sólo es necesario sino totalmente recomendable. Los niños se sienten más preparados, con más ilusión y más seguros.

En estas fechas es cuando más tenemos que prestar atención a nuestros niños y sus periodos de adaptación a la escuela, pero, sobre todo, es más fundamental para el periodo de adaptación de la guardería del bebé. Es más importante de lo que parece y cuanto más estemos a su lado, mejor se desarrollaran sus niveles socioafectivos.

Ante todo, como madres y padres, debéis poneros en lugar de vuestra hija o hijo, cómo se siente y recordando que tienen menos capacidad de comprensión ante situaciones nuevas. Nunca se han separado de su mamá y nunca han estado con desconocidos, además de carecer de la conciencia del tiempo.

Consejos para el periodo de adaptación

El primer día de colegio, es el más importante y el que más marca a los niños, no es fácil separarse de su figura de apego en un entorno desconocido. ¿Qué debéis hacer?

  • Reunión previa. Los padres deberían tener una reunión previa con la profesora de su hijo, con el presente, para ir familiarizándose con su nueva figura de referencia. El objetivo es ir conociendo al niño de una manera individual y gradual.
  • Centro integrado. Es importante que a la escuela donde vayan vuestros hijos e hijas, tengan un periodo de adaptación infantil respetuoso con los ritmos de los niños.
  • Padres en el aula. El padre o madre debe acompañar a su hijo en todo el proceso de adaptación sobre todo si es en una guardería con bebés. Tan sólo acompañar y observar cómo se desenvuelve, sin ser el centro de atención del niño, pero sí su apego para que posteriormente sea el maestro. Si el padre interactúa con la profesora, el niño se sentirá más cómodo. Es importante mostrarse confiados y amables con los educadores.
  • Jornada-horario. Los primeros días la transición debe ser gradual, una hora o dos como mucho. En función de cómo se sienta el niño, probad a dar una vuelta durante 15 minutos o media hora para ver cómo se siente en el ambiente. Ojo, esto solo debe probarse si el niño se siente a gusto. El trabajo de observación es muy importante.
  • Comunicación. Conviene que en todo momento se hable con el niño de lo que se va a hacer. “Vamos al cole”, “mamá se va a dar una vuelta”, “te quedas con tu profe, te veo luego, etc.

Un consejo importante, en el periodo de adaptación debería acompañarle la persona con quién tenga más apego el niño, para sentirse más confiado, y dar mucha importancia y dedicar tiempo a este proceso nuevo, tanto para el padre y madre como para el niño o niña.

Contacto
close slider
El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Monvil Expansión SL, quien tiene un interés legítimo en tratarlos con la finalidad de atender las consultas que nos plantee a través del mismo. En función de la consulta planteada es posible que tengamos que ceder sus datos personales a las entidades que integran la Firma Montessori Village y podrán acceder a sus datos personales los prestadores de servicios de Montessori Village. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.