fbpx
Reading:
Respetar los tiempos de aprendizaje del niño en Montessori Village

Image

Respetar los tiempos de aprendizaje del niño en Montessori Village

enero 18, 2021

Cuando respetamos los tiempos de aprendizaje del niño y de la niña en los ambientes Montessori es cuando se produce un verdadero aprendizaje. El niño se siente libre de explorar, indagar y aprender a su ritmo sin que el adulto entorpezca. Ya hablamos de la importancia del rol del adulto, como mero observador y guía. Cuando un niño aprende libremente se siente feliz.

Es importante recalcar que no todos los niños y niñas son iguales, cada uno tiene un ritmo distinto, y hay que respetarlo. No podemos encasillarlos en la edad, que suele ser lo más habitual. Si exigimos a un niño que aprenda algo de lo que no está preparado, conseguiremos frustración, negación y retrasaremos su ritmo de aprendizaje. A esto llamó María Montessori, desviaciones.

Tendemos como adultos, en este mundo de prisas, a equiparar nuestro ritmo al de niño, queremos que nos siga, cuando en realidad nosotros debemos seguirle a él. María Montessori nos decía “Sigue al niño”, es como un mantra que hay que repetirse día a día, es un estilo de vida. De este modo, conseguiremos niños y niñas seguros de si mismos, tranquilos, motivados, alegres, orgullosos de sus logros, etc.

Cómo respetar los tiempos de aprendizaje

Uno de los grandes valores de Montessori Village es que confiamos en las capacidades del niño y de la niña. Para que se produzca un verdadero respeto, debemos hacer un trabajo previo de observación del niño. De esta manera, conoceremos el periodo sensible en que el que se encuentra. Y es que el verdadero interés del niño es el proceso y no el fin.

Si no interrumpimos sus actividades y no le prestamos ayuda innecesaria, respetaremos el tiempo de aprendizaje del niño y de la niña. También, un buen ambiente preparado, ayuda a que el niño logre sus objetivos y sus deseos.

Respetar los ritmos de aprendizaje

Para lograr un buen proceso de aprendizaje, debe haber:

  • Ambiente preparado, ordenado, amplio y limpio. El orden externo en el ambiente aporta grandes beneficios en el orden interno del niño. Promueve la concentración.
  • Libertad de movimiento. Gracias a la libertad de movilidad en un buen ambiente, se potencia el aprendizaje.
  • Observar sus necesidades e intereses. Conoceremos su ritmo y favoreceremos su aprendizaje.
  • Materiales adecuados a su desarrollo. Los materiales Montessori tienen control de error, esto quiere decir que una vez presentados, no se requiere la figura de un tercero. El propio niño o niña entiende que debe repetir el proceso para conseguir el logro y la satisfacción interna. Sin la mirada del adulto.
  • Fomentar la autonomía. Respetamos sus decisiones, su curiosidad y fomentamos un aprendizaje autodirigido. La recompensa es interna y la sensación de logro también. Contribuyen a aumentar su autoestima, a obtener un pensamiento crítico y el sentido de la responsabilidad.
  • Conocer sus periodos sensibles. Ligado a la observación. Si satisface sus intereses, respetamos la verdadera naturaleza del niño y su voluntad.
  • Respetar al niño y a la niña. La Disciplina Positiva está estrechamente ligada a la pedagogía Montessori. Hablar al niño a su altura, empatizar, sostener, hacer que se sienta seguro, ser amable pero firme, etc.

Respetemos a los niños y a las niñas y a sus propios tiempos de aprendizaje para conseguir que se desarrollen con normalidad y se sientan seguros de sí mismos.

Related Stories

septiembre 30, 2019

Semana del Clima

Arrow-up