Entrada escrita por Cristina Hernández, Guía Montessori de Comunidad Infantil en Montessori Village Rivas

El pasado 22 de enero vinieron a visitarnos a nuestra escuela cuatro actores de la película “Campeones”, Jesús, José, Fran y Stefan.

Hace unos meses durante una reunión de equipo, la guía de Casa de niños, Helen, propuso una salida con su grupo para visitar algún centro o asociación de personas con discapacidad intelectual y fue ahí cuando finalmente se habló de visitar Aspadir, una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y la de sus familias situada en Rivas Vaciamadrid.

Al día siguiente de dicha reunión bajé a recepción y de manera espontánea surgió una conversación con Alba y Elena, las directoras de Montessori Village de Rivas, en la que se habló de la posibilidad de que dichas personas con discapacidad intelectual vinieran a visitarnos a nosotros/as. La vía más sencilla iba a ser a través del cine, ya que mi pareja, David Marqués, es guionista del mayor éxito del cine español de este pasado año, “Campeones”.

Después de esta conversación mantenida en noviembre, me puse en contacto con la asesora de inclusión Allende López para poder concertar un día para realizar la esperada visita. Tras conocer sus apretadas agendas por fin conseguimos cuadrar un día y no sabéis que felicidad nos dio que llegara ese 22 de enero y poder tenerlos un ratito con nosotros/as y enseñarles nuestro mundo montessoriano, tan cautivador y apasionante.

Sabemos que muchas de nuestras familias han podido ver la película y tras enterarse de esta visita me han preguntado muchas aspectos sobre el guión, como se le ocurrió la historia, si es un hecho real, etc. A continuación os voy a resumir un poco de donde viene esta historia.

David leyó un articulo que apareció en el suplemento semanal del diario El País titulado “La copa de la vida” en el año 2011 (se puede encontrar por Internet), en dicho artículo se describían situaciones, peripecias, accidentes, incidentes, tragedias y alegrías que habían vivido, y vivían un equipo de baloncesto del club Aderes de Burjassot (Valencia) con discapacidad intelectual que habían conseguido en una década ocho títulos nacionales de baloncesto. Claramente vio que ahí había una película, pero una película como ellos: emocionante, divertida, graciosa, ocurrente…

Días más tarde cogió un avión y aterrizó en Burjassot con la intención de conocer más a fondo la vida de estos chicos que tan bien relataba el artículo y tanto le llamaba la atención. Corroboró más tarde tras varias charlas con su entrenador, cómo lo que el artículo plasmaba era totalmente cierto.

Dicho esto y después de su convivencia con ellos y su entrenador, inmediatamente se puso a escribir el guión.

En mayo de 2012 terminó la primera versión de Campeones pero hasta 2016, y tras muchos noes,  no llegó una productora decidida a levantar el proyecto que tanto amor le tenía y que iba a dirigir él. Pero el mismo día que se iba a reunir con ellos para cerrar el trato le llamó Luis Manso, productor de Javier Fesser, para decirle que ese guión era puro Fesser y que debía ser su siguiente película. Y a David le llegó el siguiente dilema: “¿como padre intento criar a este hijo con los pocos medios que tengo o lo pongo en manos de una madre como Fesser para que tenga una vida mejor de la que yo le puedo dar?”. Tras reunirse con Javier lo tuvo clarísimo, su visión del tono de la historia era exactamente la que él tenia. Y aunque él jamas había cedido un guión a otro director y Fesser nunca había dirigido un guión ajeno, esos miedos en paralelo desaparecieron en cuanto se pusieron a trabajar, codo con codo, en la reescritura.

Ahora os contaré mi visión y experiencia de toda esta bonita historia, un sueño hecho realidad. Leí el guión por primera vez en octubre de 2012, en ese momento trabajaba de apoyo en un colegio de integración con niños/as con retraso madurativo. Por aquel entonces comenzaba a abrir mi mente y leer aquel el guión me hizo bien, me sentí más tolerante y más humana.

Después me embarqué en una formación en Intervención y Apoyos para personas con TEA y sus familias y estuve haciendo un voluntariado en un colegio de educación especial especializado en el Trastorno del Espectro del Autismo, allí ya tuve contacto con el método Teacch, el cual fue el puente que me llevó a conocer Montessori, para ya no separarme nunca más.

Volviendo a nuestros Campeones, cuando llegaron entraron en nuestros ambientes de Nido, Comunidad Infantil y Casa de niños. En ese momento los niños estaban trabajando en sus ambientes por lo que han podido comprobar como trabajan y como se desenvuelven de manera independiente y segura todos/as nuestros/as niños/as. José y Stefan con sus madres respectivamente, Jesús, Fran y Allende saludaron a todos/as los niños/as y se mostraron muy cercanos, amables y cariñosos.

Una vez en el comedor se proyectó el siguiente vídeo, lo adjuntamos: https://www.youtube.com/watch?v=gHXkyIsZWyg

Después nuestros niños/as de Casa de niños se animaron a hacerles algunas preguntas sobre escenas de la película y les regalaron un dibujo dedicado a cada uno de ellos.

Finalizó la jornada con ellos con la lectura del cuento “Superniños”, un desayuno preparado con mucho amor y con unos tiros a canasta en el patio, admirando la habilidad de Stefan para girar la pelota con un sólo dedo.

Nos ha encantado este regalo y hemos disfrutado muchísimo de vuestra compañía.

Os animo a todas las familias a que veáis el documental “Ni distintos, ni diferentes, Campeones”.

Contacto
close slider
El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Monvil Expansión SL, quien tiene un interés legítimo en tratarlos con la finalidad de atender las consultas que nos plantee a través del mismo. En función de la consulta planteada es posible que tengamos que ceder sus datos personales a las entidades que integran la Firma Montessori Village y podrán acceder a sus datos personales los prestadores de servicios de Montessori Village. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.