¿Como es una adaptación en la escuela Montessori?

La adaptación es un proceso bio-psíquico que involucra al ser humano en su totalidad y es a través de la capacidad y la flexibilidad con la que el niño nace que puede adaptarse a cualquier lugar, en cualquier clima, hablar cualquier lengua y reciprocar a su vez el ambiente en el que se desarrolla.

El primer proceso que el niño vive, es el de adaptación, por lo que no es algo nuevo para ellos y están perfectamente preparados para una adaptación tanto en su entorno cultural como en la escuela.

Si lo trasladamos al ambiente Montessori, decimos que hemos llevado a cabo una buena adaptación cuando:

  • El niño se siente seguro: es respetado y se siente querido y aceptado.
  • Cuando mediante el movimiento en el ambiente siente que puede expresarse con el mundo que le rodea.
  • Se puede comunicar y expresar libremente.

Este proceso no tiene una durabilidad exacta, pero podemos decir que un niño está adaptado cuando lo vemos llegar a la escuela feliz, está en equilibrio y en armonía.

A diferencia de los adultos, los niños pueden adaptarse pues tienen herramientas y poderes que el adulto perdió cuando pasó por la infancia, adolescencia y madurez.

 

¿Qué ayudas podemos tener para la adaptación?

Es muy importante un adulto preparado, que sea:

  • Humilde, no es ser su sirviente, es estar al servicio del niño
  • Debe seducir al niño hacia una actividad constructiva.
  • Nunca se dará por vencido.
  • Observará. Observar qué pasa en el ambiente, es la mejor herramienta.

Para la adaptación también necesitamos de un ambiente preparado:

  • Un espacio rico en respuestas.
  • Adecuando para permitir que se den las tendencias humanas: exploración, exploración, orden, trabajo, las manipulaciones, orientación.
  • Debe tomar en cuenta también la tendencia a la repetición, a la exactitud y auto perfección.
  • Un espacio donde poder desarrollar el comportamiento social.
  • Construir una comunidad y permitir que se den las interacciones interpersonales.

 

“Cuando una persona actúa sin el conocimiento de lo que piensa, siente, necesita o quiere, no tiene la opción de escoger actuar de una manera diferente”

Nathaniel Branden