Movimiento libre en nido con pikler

La pedagogía pikleriana es una tendencia que se ha ido popularizando a lo largo de los años y que se ha hecho famosa por el concepto del movimiento libre del niño y de la niña.

En nuestras escuelas de Montessori Village consideramos realmente importante y necesario respetar la autonomía del infante desde que es bebé. Es por eso por lo que en Nido tenemos un espacio especial para los bebés con mobiliario Pikler.

Para entender en qué consiste esta pedagogía y porqué en una escuela Montessori hemos apostado por aplicarla a los bebés, primero hay que conocer a Emmi Pikler y los principios de esta pedagogía.

Movimiento libre en nido con pikler
Movimiento libre en nido con pikler

¿Quién es Emmi Pikler?

Emmi Pikler fue una pediatra de los años 30 que cambió la visión de las necesidades de los bebés. Ella desarrolló el concepto de movimiento libre del bebé basado en el respeto de su autonomía espontánea.El infante descubre sus propias capacidades a través de sus logros y fracasos, respetando sus ritmos sin imposiciones adultas.

Preocupada por las dificultades de competencias afectivas, de psicomotricidad y personalidad que estaban adquiriendo los niños y niñas, fundó el instituto Lóczy en Budapest.

Un centro educativo y de investigación para la mejora de la motricidad en la etapa de 0 a 3 años y aplicable al resto de etapas de la infancia. Información que se recoge en su libro Moverse en Libertad.

Su visión del niño ha cambiado la visión de padres, madres y docentes de todo el mundo. Debido a esta preocupación innata desarrolló su sistema pedagógico fundamentado en la necesidad de apego y de autonomía, siguiendo y respetando los propios intereses del bebé y del infante.

Movimiento libre en nido con pikler
Movimiento libre en nido con pikler

Principios básicos del movimiento libre

El entorno debe favorecer cada etapa de la evolución motora del infante y no debe existir intervencionismo por parte del adulto.

1.     Autonomía y movimiento libre Pikler

El infante es capaz de aprender por si mismo moviéndose en libertad y el lugar más adecuado es el suelo donde va a desplegar todas sus potencialidades. Para eso el ambiente debe estar preparado, una mantita fina será suficiente si le preocupa que se enfríe. Las superficies muy blandas dificultan el movimiento.

Lo ideal es que estuviera en contacto con el suelo, para ello es necesario que esté bien limpio y desinfectado. También para potenciar su libertad de movimiento no debe haber ningún material que entorpezca su autonomía. Nuestra labor como padres, madres y docentes es acompañar, sin intervenir.

Importante, siempre cuando dejemos al infante en el suelo hay que comunicárselo y debe ser boca arriba. No hay que colocar al bebé en ninguna posición que no sepa llegar por sí mismo. Si el bebé nos reclama le cogeremos y se lo diremos “mamá, te va a coger”.

2.     Apego y respeto, una relación afectiva

Es fundamental una figura de apego segura y tranquila, que haga que el bebé se sienta querido y respetado. El adulto favorece la seguridad emocional satisfaciendo todas sus necesidades afectivas. De esta manera el infante descubre su entorno, su cuerpo y los objetos con total libertad.

Debe existir una relación basada en el respeto a sus ritmos, sus necesidades y al propio infante. Es importante hablarles, anticipar nuestros movimientos y observar mucho para conocerlos en profundidad. De esta manera sabremos cuándo debemos intervenir en su movimiento libre.

Movimiento libre en nido con pikler
Movimiento libre en nido con pikler

3.     Cuidados cotidianos para su seguridad afectiva

Cubrir los cuidados y necesidades básicas para su correcto desarrollo emocional, físico y psíquico. Cuidados cotidianos como bañarlo, vestirlo, darle de comer, cogerle en brazos, cuerpo con cuerpo … creando una relación íntima como el bebé.

Estas acciones hay que hacerlas con mimo, delicadeza, tranquilidad, sin prisas, mirándole a los ojos, con un tono de voz amable, etc. nuestra actitud están directamente relacionadas con las emociones del infante.

4.     Necesidad del infante de tomar conciencia de sí mimos y de su entorno

Con el movimiento libre el niño se siente seguro para poder explorar con confianza su entorno y desarrollar su iniciativa.

Como hemos comentado anteriormente, en Montessori Village tenemos un ambiente Nido con materiales Pikler. De esta manera, los bebés crecen seguros, autónomos y confiados consigo mismos, con el adulto y con su entorno. En todo momento, la adaptación es respetuosa a sus ritmos y necesidades.

Contacto
close slider
El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Monvil Expansión SL, quien tiene un interés legítimo en tratarlos con la finalidad de atender las consultas que nos plantee a través del mismo. En función de la consulta planteada es posible que tengamos que ceder sus datos personales a las entidades que integran la Firma Montessori Village y podrán acceder a sus datos personales los prestadores de servicios de Montessori Village. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.