fbpx
Reading:
Porteo, todo lo que debes saber

Image

Porteo, todo lo que debes saber

noviembre 18, 2021

El porteo es un término, que se refiere al uso del portabebés. Sirve justamente para cargar a tu bebé con la distintiva ventaja de dejar tus manos libres. Lo hemos visto en miles de culturas. En América Latina sobre todo sabemos que las indígenas cargan a sus bebés amarrados a sus cuerpos con largos listones o trozos de telas con los que los sujetan bien.

Llevar al bebé cerca es una experiencia maravillosa que crea un sentimiento de protección y el inicio de una estrecha relación entre hijos y padres. Poder estar tan cerca del porteador (madre-padre) transmite mucha tranquilidad a los bebés, que se sienten seguros y protegidos. Los sistemas de porteo para los bebés, como los fulares o las mochilas portabebés, favorecen una buena posición para el bebé.

No se trata de una moda temporal, sino que es algo que se lleva haciendo durante años.

Existen infinidad de sistemas de porteo, tales como los fulares de bambú de Bambuleo o las mochilas ergonómicas. Ambas ofrecen una buena posición para el bebé.

Muchas de nuestras mamis y papis de Montessori Village lo practican, no sólo te ofrece libertad de movimiento, sino que los bebés están más tranquilos. La posición adecuada es la postura de la ranita, el culito del bebé tiene que estar a la altura del ombligo y su cabecita debajo de nuestra barbilla, sin tocarnos.

Beneficios del porteo de bebé

Según la Asociación Española de Pediatría los beneficios del porteo para el bebé son:

  • Los bebés porteados lloran menos, tienen menos cólico del lactante. y tienen mayor bienestar físico: mejor control de la temperatura, mejoría de los síntomas de reflujo gastroesofágico, disminuye el estrés, mayor tolerancia al dolor, expulsan mejor los gases…
  • Su calidad del sueño es mayor.
  • Al no apoyar la cabeza tanto tiempo sobre la cuna, previene la plagiocefalia postural o deformación de la cabeza.
  • Favorece la lactancia materna ya que el contacto físico, así como el contacto piel con piel, aumenta la producción de la leche.
  • Potencia un apego más seguro ya que los cuidadores aprenden a reconocer precozmente las señales del bebé y las atienden antes. Satisfacer sus necesidades mejora el desarrollo y crea adultos independientes y seguros.
  • Protege el desarrollo de la espalda. Mejora el tono muscular y la curvatura fisiológica de la espalda.
  • Favorece el correcto desarrollo de las caderas del bebé.
  • En bebés prematuros, el método canguro ofrece enormes beneficios tanto físicos como emocionales.

Ventajas del porteo para madres y padres

1. Fortalece los vínculos. El contacto continuo favorece una relación muy especial entre el bebé y la madre, ya que la cercanía del recién nacido provoca la secreción de una serie de hormonas, como la oxitocina y la prolactina. Además, previene la depresión posparto, ya que el contacto directo aumenta el nivel de otras hormonas, como las endorfinas.

2. Aporta seguridad. Los porteadores que llevan a sus bebés pegados a sus cuerpos se sienten más seguros y confiados porque serán capaces de reconocer más rápidamente las señales del bebé e identificarlas (sueño, hambre, cansancio…).

3. Beneficia la lactancia materna. Llevar al bebé cerca provoca que la madre segregue oxitocina, lo que favorece la subida de la leche y un buen establecimiento de la lactancia materna.

4. Tonifica los músculos de la espalda. El peso total del niño está sostenido por el portabebés, y se reparte por toda nuestra espalda. De esta manera, nuestro cuerpo se va adaptando progresivamente al peso del bebé, lo que contribuye a fortalecer nuestra musculatura y a tener un mejor control postural. Con todo esto, prevenimos los posibles dolores de espalda provocados por coger a los niños en brazos, ya que usamos solo un brazo y forzamos posturas incorrectas para nuestra espalda.

Condiciones imprescindibles de un buen porteo

  • El bebé debe ir bien sujeto, con la tela firme y tensa, dando apoyo a la espalda del niño. No se mueve, aunque el adulto se agache y nunca debe ir el bebé mirando hacia adelante.
  • La espalda del bebé debe ir flexionada, haciendo forma de “C”
  • El bebé debe quedar alto, de forma que podamos darle un besito fácilmente en la cabeza.
  • Las piernas deben ir muy abiertas, en posición de “ranita” o con forma de “M”, con las rodillas ligeramente más altas que las nalgas; nunca llevar las piernas colgando.
  • Además, es muy importante dejar libre siempre la cara del bebé, evitar que el cuello esté flexionado y no portear en vehículos, si hay riesgo de caídas o si se está cerca de líquidos muy calientes.

Related Stories

marzo 19, 2014

Imprimibles gratuitos

Arrow-up