fbpx
Reading:
Qué son las desviaciones Montessori y su importancia

Image

Qué son las desviaciones Montessori y su importancia

abril 7, 2021

Las desviaciones en el método Montessori es un tema del que apenas se habla, pero es realmente importante. Reconozco que la palabra “desviaciones” invita a la preocupación, no es una palabra que nos guste usar. María Montessori nos habló de la normalización de los niños y de las niñas en el ambiente, próximamente hablaré sobre este tema, pero también de las desviaciones.

Y, ahora bien, ¿qué son las desviaciones Montessori? Antes de nada, he de decir que no es algo innato del niño, sino que más bien es el adulto el que invita a que se produzca. También las peculiaridades del exterior influyen en que se produzcan dichas desviaciones como reacción a algo que considera negativo. Veamos con más precisión.

“Los maestros comprueban que en las escuelas los niños llenos de imaginación no son los que se aprovechan mejor de los estudios, como hubiera podido esperarse. Progresan escasamente o fracasan por completo. Sin embargo, nadie duda que su inteligencia se ha desviado, pero se considera que una inteligencia creadora, no puede aplicarse a cosas prácticas. Ésta es la prueba más evidente de que en el niño desviado se produce una disminución de la inteligencia, porque no se halla en posesión de la misma, y no puede ser dueño de su desarrollo”

María Montessori.

¿Qué son las desviaciones Montessori?

Las desviaciones se producen cuando el niño no ha podido realizar el plan primitivo de su desarrollo. Es un desvio en su camino natural, en su proceso de desarrollo. Si se respeta el proceso natural y primitivo del niño vemos la normalización, pero en cambio si se reprime, se llega a una desviación. De esta manera, se siente amenazado y reacciona. Una desviación es una defensa que se crea cuando el desarrollo no se produce de manera normal.

Desviaciones Montessori.

Pongamos un ejemplo, cuando un niño está en su periodo sensible de movimiento, del desarrollo psicomotor grueso, y en una escuela le obligan a permanecer varias horas sentado, le están limitando su necesidad primitiva de desarrollo cognitivo.

Tipos de desviaciones según María Montessori

La doctora María Montessori, categoriza las desviaciones según tipos, veamos algunos de ellos:

Desviaciones promovidas por el adulto

Muchas de las desviaciones son fomentadas por los adultos que no saben observar al niño y reconocer su periodo sensible. Intervienen cuando está concentrados, no respetan su orden mental, etc. De ahí a importancia de un ambiente preparado y el rol del adulto. Y esto no sólo pasa en una escuela, sino también el hogar cuando obligan a un niño a que permanezca quieto, cuando el adulto interviene perjudicando su desarrollo, etc.

Un adulto jamás debe intentar reconducir al niño en sus propios intereses, si esto se produce, el niño tendrá grandes problemas de aprendizaje e interés, y se producirán las desviaciones que el adulto señalará como caprichos.

El adulto tan sólo debe intervenir cuando el niño realmente lo necesite, sin imposiciones, meramente como observador y guía. Recordemos que la única tarea del guía debe ser la de ayudar al niño cuando lo necesite. El infante debe hacer lo que le guste y satisfacer su sed natural de conocimiento, satisfacer su pasión, habilidad y destreza. Para ello debe haber un trabajo real de confianza en sus capacidades.

Las desviaciones no promovidas por adultos

Este tipo de desviaciones van encauzadas por fenómenos no deliberados. En ocasiones, los niños tienden a protegerse del mundo exterior y la actitud del adulto no ayuda para encauzar la situación.

Fugas

Los niños que usan las desviaciones como fugas tienden a comenzar una actividad y dejarla abandonada. Se manifiestan en forma de fantasías.

Barreras

También, hay desviaciones que se usan como barreras, niños que sienten miedo, que se frustran y no son capaces de superar los obstáculos, en este caso, la figura del adulto es realmente importante. Se manifiestan en forma de posesión, dependencia, complejo de inferioridad, deseos de poder, etc.

Niños débiles

María Montessori argumentó que los niños débiles sucumben fácilmente a las condiciones desfavorables. Por ello, los efectos que se observan son la pasividad, el aburrimiento, la apatía y el llanto.

Niños fuertes

En cambio, en lo que la doctora denominó niños fuertes, se muestran rebeldes ante los obstáculos, se resisten, son caprichosos y con tendencia a la violencia y a la ira. Además, son ansiosos, posesivos e insubordinados, y tienen una gran facilidad para desconcentrarse.

Qué hacer para reconducir la situación

Como hemos comentado es importante observar al niño y respetar su periodo sensible. Lo más importante es respetar las verdaderas necesidades del niño y de la niña. El adulto jamás debe imponer su ritmo de vida y jamás debe interpretar, sino buscar la causa de dichas desviaciones.

Como adulto, debemos pensar que las reacciones de los niños son una defensa ante una necesidad no satisfecha. Y un ambiente preparado ayuda a que el desarrollo del niño fluya y a que surja la normalización. Por supuesto, el rol del adulto, como hemos comentado antes, es esencial, con una mirada de respeto, empatía y comprensión.

Si quieres saber un poco más, tenemos otro post sobre desviaciones y normalización en un ambiente Montessori.

Related Stories

febrero 10, 2015

Nesting Dolls

Arrow-up