Es muy comun encontrar en cualquier aula Montessori alfombras, esterillas y mantelitos.

En las aulas, siempre hay un contenedor con pequeñas alfombras que los niños usan para realizar las actividades y devuelven luego a su lugar. Lo mismo mantelitos para usar con las actividades que se realizan en mesa.

¿Porqué son tan importantes las alfombras en un ambiente Montessori?

– La alfombra DELIMITA EL ESPACIO DE TRABAJO del niño. Una vez que el niño extiende su alfombra, tiene su espacio de trabajo y es respetado por el resto de niños del aula.

– Puede dejar su trabajo por un tiempo en su alfombra, y regresar al rato a continuar su actividad, sin necesidad de empezar de cero o de dejarlo desordenado o abandonado con el riesgo de que otro compañero lo utilice o que no vuelva a ser puesto en su lugar. Cada niño es RESPONSABLE DE SU TRABAJO y una vez que extiende su alfombra con la actividad, es el único responsable de terminar o de recogerla.

– Implica ORDEN. Es uno de los primeros materiales que, en Montessori, se aprende a coger de su lugar, desenrrollar, trabajar sobre el y luego guardarlo. De hecho, hay muchas presentaciones para iniciar al niño en la rutina con las alfombras: andar con una alfombra, desenrrollarla, enrrollarla, etc..

Las alfombras deben ser ligeras (tipo jarapa) ya que los niños deben poder manejarlas con facilidad. Así mismo, se aconseja que sean flexibles y se enrollen comodamente.

Los mantelitos para trabajar en mesa, deben ser de tela gruesa o loneta, que también se puedan enrollar fácilmente.

alfombras